9 de sept. de 2010

Tema 14. Ortdoxos

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

 Ideas rápidas sobre los ortodoxos. ¿Cuáles son las Iglesias ortodoxas?, ¿es posible la unidad de católicos y ortodoxos? Historia del cisma. Focio.


LAS IGLESIAS ORTODOXAS
1. ¿Quienes son los ortodoxos? Las Iglesias ortodoxas se separaron de la Iglesia católica principalmente en el siglo XI. Conservan los siete sacramentos, coinciden en la doctrina y mantienen la sucesión apostólica (sus obispos descienden de los apóstoles recibiendo el sacramento del orden). Es una lástima que los enfrentamientos del pasado continúen manteniendo esta separación entre católicos y ortodoxos, pues la fe y los sacramentos son los mismos.


2. ¿Cuáles son las principales Iglesias ortodoxas? Se pueden reunir en tres grupos:
  • Las antiguas Iglesias orientales. Se separaron de los católicos en el siglo V. Son la Iglesia asiria, jacobita, malankar (India), copta (Egipto), etíope y armena.
  • Los cuatro antiguos Patriarcados. Se separaron de la Iglesia católica en el siglo XI. Son los de Constantinopla, Alejandría, Antioquía y Jerusalén.
  • Las Iglesias ortodoxas que han surgido de la subdivisión de los cuatro anteriores. Ordenados de mayor a menor número de fieles, son los Patriarcados de Moscú, Rumanía, Grecia, Serbia, Bulgaria, etc.
Conviene aclarar que con esos mismos nombres hay iglesias católicas menos numerosas, que mantienen la unidad con Roma. Por ejemplo, hay católicos malankares, coptos, armenios, caldeos (Irak), etc. Los maronitas (Líbano) son sólo católicos.



3. ¿Por qué hay tantas Iglesias ortodoxas? Porque estas Iglesias son autocéfalas, independientes. Eligen sus propios Patriarcas y las otras Iglesias no intervienen en sus asuntos. Esto sucede porque no aceptan al sucesor de Pedro, y sin el Papa la unidad se debilita.


B. ¿UNIDAD DE ORTODOXOS Y CATÓLICOS?
1. ¿Qué obstáculos impiden la unidad de católicos y ortodoxos? Las mayores dificultades son dos:
  • El obstáculo principal es la enemistad sostenida durante siglos. Este problema psicológico no existe en la parte católica sino que es más propio de algunas Iglesias ortodoxas, debido a errores del pasado cometidos por ambas partes.
  • Diferencias en torno a la función del Papa.
2. ¿Qué sucede respecto al Papa? Católicos y ortodoxos reconocen estas palabras de Jesucristo: "tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia" (Mt 16, 18), pero hay esta diferencia:
  • Las Iglesias ortodoxas están acostumbradas a la independencia, y sólo admiten un primado de honor, es decir, un Pedro que no intervenga en sus Iglesias. Podemos decir que en vez de un Pedro real, prefieren una fotografía de Pedro. Pero esto no es tan radical, y es planteable que la ayuda del Papa sea algo diferente del modo occidental.
  • La Iglesia católica acepta al sucesor de Pedro con un verdadero poder de gobierno (de atar y desatar, de pastorear, de dirigir) de modo que pueda cumplir su misión de conservar la fe y la unidad. (En la práctica, cada Obispo católico hace y deshace en su diócesis sin que el Papa intervenga mucho; así que la diferencia con los ortodoxos es pequeña y más bien radica en la enemistad).
3. Ventajas de la unidad de católicos y ortodoxos.- Por un lado se da al mundo un ejemplo de unidad. Además, hay ventajas para ambos que pueden aprender de las distintas espiritualidades y aprovechar la oración mutua y los bienes de la Comunión de los Santos. Los ortodoxos salen más beneficiados por gozar del oficio de Pedro.



4. Ventajas de la unión con Pedro.- Al poseer el oficio de Pedro, los ortodoxos consiguen:
  • Mejorar su obediencia a Cristo que eligió a Pedro como base y roca sobre la que edificó la Iglesia, con la misión de pastor que dirige y cuida la grey del Señor.
  • Aportan sus ideas a la Iglesia universal ayudando al Papa con sus experiencias y oraciones.
  • Gozan de mayor seguridad en la doctrina al contar con el respaldo y apoyo del Papa.
  • Gozan de mayor seguridad en el camino pues van junto a Pedro.
5. ¿La obediencia a Pedro quitaría independencia a los ortodoxos? El pueblo ortodoxo seguiría igual. Sus Patriarcas gobernarían con la misma o mayor autoridad al contar con el respaldo del Papa. La obediencia al sucesor de Pedro puede restarles autonomía en algún momento, pero ganarían independencia frente al poder civil.


C. HISTORIA DEL CISMA El recuerdo de lo que pasó no debe servir para aumentar rencores, sino para aprender a comportarse mejor en el futuro.


1. Distanciamientos generales.- Hubo una serie de factores que influyeron en la ruptura entre oriente y occidente (ortodoxos-católicos):
  • Diferencia de mentalidad: más teóricos los orientales; más prácticos los latinos. Esto condujo a incomprensiones y desaciertos mutuos.
  • La incomunicación territorial -lejanía- y lingüística: unos hablan griego, otros latín.
  • Las diferencias de disciplina y liturgia, que crearon desconfianzas.
2. Puntos de tensión.- A esta situación general se añadieron unos hechos puntuales que agravaron las divergencias. En todos ellos está presente Focio, patriarca de Constantinopla.
  • La cuestión búlgara.- En el año 864, se bautizó Boris príncipe de los búlgaros, y quiso evangelizar a su pueblo. Solicitó misioneros a Constantinopla, pero su patriarca Focio le dio largas. Entonces los pidió a Roma, y el papa le envió un grupo de sacerdotes. Poco después Boris expulsó a éstos y se dirigió a Constantinopla. Estas idas y venidas aumentaron las tensiones entre Roma y Bizancio.
  • El enfrentamiento entre patriarcas.- En el año 847, Ignacio fue elegido patriarca de Constantinopla. Once años después hubo un giro político e Ignacio fue desterrado. El nuevo primer ministro eligió a Focio como patriarca, de modo que hay dos patriarcas. Roma apoyó a Ignacio como patriarca legítimo, y Focio elevó una réplica muy violenta, prácticamente una declaración de guerra, llegando a excomulgar al papa. Focio estuvo nueve años y fue depuesto por el siguiente emperador. Entonces, Ignacio regresó a la sede. Poco después se reunió un concilio ecuménico en Constantinopla donde la iglesia griega hizo un solemne reconocimiento del primado romano. A la muerte de Ignacio, retornó Focio, y el papa aceptó su nombramiento.
  • El filioque.- En su batalla contra Roma, Focio introdujo la cuestión del filioque acusando a Roma de herejía.
3. ¿Cuál fue el principal problema? 


El motivo más fuerte del cisma fue el encumbramiento de Constantinopla, que le hizo enfrentarse al papa, excomulgarlo, acusarle de herejía, etc. Los otros asuntos no hubieran producido el cisma sin esta elevación de Constantinopla. El orgullo bizantino es comprensible: el imperio romano de occidente había sido invadido por los bárbaros, pero el de oriente permanecía y su capital era considerada la nueva Roma. Mientras Roma estaba en decadencia política, Bizancio conservaba su brillantez y su emperador. Entonces, si la fe se debilita, es fácil que el patriarcado de Constantinopla se autoequipare al obispo de Roma.


4. La ruptura.- Se produjo en 1054, siendo patriarca de constantinopla Miguel Cerulario -muy antilatino-. El papa envió dos importantes cardenales como legados para buscar la paz; se equivocaron en sus apreciaciones y actuación. Hubo excomuniones mutuas y el cisma de oriente se produjo. El pueblo no se enteró. Años después, ambas partes intentaron buscar la reconciliación, pero no hubo éxito. Con el tiempo unos se llamaron ortodoxos, y otros católicos.

1 de ago. de 2010

Tema 13. Vida de San Ignacio de Loyola

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Este es un vídeo muy bueno que cuenta la vida de este gran Santo que lo disfruten...

23 de jul. de 2010

Tema 12 María en la vida pública de Jesús

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops


Tema 12 María en la vida pública de Jesús

¿CÓMO APARECE MARÍA EN LA VIDA PÚBLICA DE SU HIJO?

Aparece de una manera muy significativa, María después de Caná, no interviene más en el misterio Él; queda fuera de escena, no por casualidad sino por voluntad expresa de Jesús. En el silencio de su corazón meditativo, recibe la Palabra como tierra fértil; Ella es la perfecta oyente y seguidora de Cristo.
Aunque los evangelistas hablan de un grupo de mujeres, que junto con los doce seguían y servían a Jesús con sus labores (Lc 8, 2-3), silencian el nombre de María. Es posible que también ella lo acompañara, de manera casi inadvertida dentro de ese grupo de mujeres.
Otra de las preguntas que surge en este tema es la siguiente: ¿En qué episodio de la vida pública de sus se menciona la persona de su Madre? Los sinópticos hablan de una "visita" recibida de la Madre de Jesús y sus Hermanos, (Mc 3, 31-35; Mt 12, 46-50; Lc 8, 19-21). Lucas relata una escena en la cual María es elogiada públicamente (Lc 11, 24-28); finalmente Marcos se refiere a la expulsión de Nazaret,  que sufre Jesús reconocido como "el Hijo de María", como se ve en todas estas circunstancias, el propósito de los evangelistas no apunta, a la persona de María, sino a la condición de discípula de Cristo y miembro de la familia de la Palabra, que se forma en torno a Ella.
En el tercer capítulo del Evangelio de Marcos, luego de la elección de los Apóstoles (13-19) dice que se dirigieron en seguida a su casa". Allí acudió de nuevo tanta gente, que no podían Jesús y los doce tomar alimento. Cuando los suyos se enteraron intentaron disuadirlo de esa vida, pues se decían "está fuera.' sí" (Mc 3, 20-21). Este pasaje se relaciona con el de Marcos (Me 3, 31-35), la palabra de Jesús sobre su "verdadera familia". Veámoslo:
Entonces llegaron su Madre y sus Hermanos Y quedándose fuera, lo mandaron llamar. La multitud estaba sentada alrededor de Jesús y le dijeron: tu Madre y tus Hermanos te buscan afuera, El les respondió ¿quién es mi Madre Y quienes son mis Hermanos? Y dirigiendo su mirada sobre quienes estaban sentados alrededor de Él, dijo: éstos son mi Madre y mis Hermanos, porque el que hace la voluntad de Dios, ése es  mi hermano, mi hermana y mi madre (Mc 3, 31-35).

Evidentemente, Él anuncia aquí los verdaderos vínculos espirituales, los únicos importantes que nos pueden ligara Él. Sus "hermanos" (primos, que se resistían a creer en Él) creaban obstáculos a su apostolado, tratando de llevárselo de regreso a Nazaret, reciben una respuesta tajante y definitiva. Al señalar con la mano a la multitud que lo seguía, contrapone su docilidad a Dios en contraste con incredulidad de los "suyos".
Otra escena evangélica que contiene un elogio encubierto de  María, elogio hecho por el propio Jesús es la siguiente. En una ocasión estando Jesús por hablar, luego de haber liberado a  un poseído por el demonio (Lc 11, 24-28) una mujer del pueblo levanto la voz en medio de la multitud y le dijo: "¡Bienaventurado el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!" Pero Jesús replicó "¡Bienaventurados más bien aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica!" Jesús nos da aquí los criterios para entender la verdadera grandeza y felicidad de Nuestra Señora. Aquella humilde mujer del pueblo que como los Apóstoles, tenía una opinión muy terrena sobre el triunfo del Mesías. De hecho María es bienaventurada (Lc 1, 45.48), no tanto por su maternidad física sino por causa de su fe y de su amor que la tornaba más cerca de su Hijo. Fue eso lo que aludió Jesús en su respuesta. Podemos considerar que para María los años de vida pública de Jesús fueron un tiempo de rica maduración en su fe en Cristo y de continua preparación para su maternidad eclesial. Poco a poco y cada vez más, la espada que fue profetizada por Simeón (Lc 2, 35), o sea, la Palabra del Señor, fue penetrando en su alma; su vida de fe atrajo noches oscuras y auroras radiantes; Ella en ningún momento dudó de su Hijo. Lo acompañó hasta el fin. 

Tema 11. Maternidad Virginal de María

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 11. Maternidad Virginal de María


LA ELECCIÓN DE MARÍA

Para ser la Madre, del Salvador María fue dotada por Dios con dones a la medida de una misión  tan importante. El ángel Gabriel la saluda en la Anunciación como la "Llena de gracia". En efecto, para poder para dar el asentamiento libre del anuncio de su vocación, era preciso que ella estuviese totalmente poseída por la gracia de Dios, a la cual respondió entregándose al Señor.
María, la primera en creer en Jesucristo como Hijo de Dios y Salvador del mundo, por su entrega Confiada, alegre y total a la voluntad de Dios, se convierte en Madre de Jesús. Lo concibe en su corazón antes de concebirlo en su seno. Por eso, es a Ella que se aplican, en primer lugar las palabras de Jesús mi Madre y mis Hermanos son los que oyen el Mensaje de Dios y lo ponen en práctica (Le 8, 21).
María debe el prodigio de su maternidad mesiánica divina y virginal al Espíritu Santo, que le fue enviado en la Anunciación, como sobra protectora y fuerza divina creadora.

INMACULADA CONCEPCIÓN

A lo largo de los siglos, la Iglesia ha tomado conciencia de que María "llena de gracia" por Dios había sido redimida desde su concepción. Es lo que confesamos como el dogma de la Inmaculada Concepción, proclamado por Pío IX en 1854: María fue liberada de todo pecado e inhabitada por la gracia desde el primer instante de su ser, por singular privilegio de Dios en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador de todo el género humano. Se llama pecado original a aquella situación en que todos nacemos privados de la gracia de Dios, incapaces de amar y de relacionarnos adecuadamente con Dios, con los demás, con nosotros mismos y con la naturaleza. Es la herencia que recibimos de nuestra. solidaridad original con los primeros padres. En cambio, María nunca estuvo alejada de Dios, pues no convenía, que la futura Madre del Salvador estuviese sujeta al dominio del mal.

MARÍA SIMPLEMENTE VIRGEN

Los Evangelios nos indican que María era Virgen; al ángel le indica que no vive con varón, aunque ya estaba desposada, es decir, prometida formalmente a José. Sin concurso de varón concibe y da a luz.  No es ningún misterio que una joven dé a luz un hijo, pero sí lo es que una virgen lo haga.
Ante el mundo pagano, cuyos mitos hablan de dioses que raptan diosas y engendran hijos divinos mediante uniones sexuales libres, la virginidad de María es símbolo patente de la divinidad de su Hijo. Los primeros cristianos así lo entendieron y desde la Antigüedad la tradición llamó a María "Lo Virgen", Madre de Dios. Es lo que quiere indicarnos san Mateo en su Evangelio, citando al profeta Isaías (7, 14).

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta: "Lo Virgen" quedará encinta y tendrá un Hijo, aquél pondrán por nombre Emmanuel, que significa "Dios con nosotros" (Mt 1, 22-23).

REINA DEL CIELO Y LA TIERRA

En esta disposición del Padre, que la Encarnación redentora de su Hijo fuera precedida por la aceptación de María, podemos descubrir la pedagogía de Dios en nuestra salvación. Al contrario de Eva que, por su desobediencia e infidelidad fue la causa de nuestra perdición en Adán, ahora o ro mujer por su fe y su obediencia a la Palabra de Dios, hace posible la salvación de Jesucristo para toda la humanidad.

Dios envió a su Hijo, pero para formarle un cuerpo, quiso la libre cooperación de una criatura. Por eso, desde toda la eternidad, Dios preparó a su Madre, la llenó de dones y virtudes, como su concepción inmaculada, su estado de "llena de gracia", su perpetua virginidad, su divina maternidad, su asunción al Cielo en cuerpo y alma y, por fin su coronación por Dios como Reina del Cielo y de la Tierra. 

22 de jul. de 2010

Tema 10. Maternidad divina de María

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 10. Maternidad divina de María

¿DE DONDE PROCEDE LA GRANDEZA DE MARÍA?



Toda su grandeza, todos los privilegios, y todas las funciones de María proceden de su maternidad, divina, es la verdadera Madre de Jesús hijo único de Dios Todo o esta maternalmente relacionado con Cristo.

La expresión Madre de Dios., fue explicada por la iglesia en el Concilio- Éfeso que la definió como verdad de fe: la Virgen María concibió y engendró humanamente a un hijo, cuya persona es divina, el Verbo de Dios. María es madre humana de un hijo que además de ser hombre es Dios.

Es muy importante comprender correctamente la maternidad de María pues esto nos lleva a comprender correctamente el misterio de Jesucristo. En épocas pasadas, hubo personas como Nestorio que negó a María el título de Madre de Dios pues negaba la divinidad de Cristo Jesús. 


LA FUNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO EN LA MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA 

El Espíritu Santo fue el agente divino de la encarnación de Jesús, “se encarno por obra del Espíritu Santo” y por consiguiente, de la maternidad divina de María. En la Anunciación, según piensan algunos teólogos, el Espíritu asumió la persona de María e hizo su instrumento materno, su imagen viva aquí en la Tierra, al lado de Jesús.

Su maternidad no fue un simple proceso biológico; conciencia, voluntad y amor acompañaron esa maternidad como en todas las generaciones humanas. Más aún por su fe y su caridad en la Anunciación, Ella concibió a Jesucristo, conjuntamente, en su cuerpo y en su corazón. O como decían los Santos Padres: "María concibió al Verbo de Dios en su espíritu, antes de concebirlo en su cuerpo".

María fue predestinada para ser la Madre de Jesús. Así como una Mujer (Eva) contribuyó a la muerte, por el pecado así María, contribuye a la vida mediante su Sí de entrega al Padre. 


¿DE QUÉ MANERA EDUCÓ MARÍA A JESÚS? 

Como mamá Ella se dedicó total y exclusivamente a la educación de Jesús, desempeñó esta tarea con sencillez y desprendimiento, con eficacia y con mucho amor, siempre preocupada por ayudarlo a madurar como persona.

En Lc 2, 40 leemos:

El niño iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría y la gracia de Dios estaba con Él. 
En la intimidad de Nazaret hubo una constante formación del corazón de Jesús en una atmósfera llena, de ternura del corazón maternal de María. Todo en ese hogar era para el Niño, un signo del Padre Celestial. María influyó decididamente en la tendencia profunda de Jesús por la oración y por la búsqueda de la voluntad divina del Padre, aun en los mínimos detalles de su vida y, en la misma expresión de sus emociones, evidencia moderación y discreción dignas de nota. Firmeza de carácter, coraje, constancia, delicadeza, flexibilidad, sensibilidad a las personas y a las cosas... ese desarrollo equilibrado y armonioso de sus facultades activas es, por cierto, obra de la personalidad influyente de su Madre, la cual, a su vez, obraba siempre según la voluntad del Padre y por impulso del Espíritu Santo.

Tema 9. Personalidad de Jesús

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 9. Personalidad de Jesús
Personalidad de Jesús

¿Cómo era Jesús?

El nombre de Jesucristo proviene de la unión de Jesús que quiere decir salvador y de Cristo que significa Mesías o Ungido. Los hebreos ungían a los reyes y a los sacerdotes, con eso significaban su consagración a Dios. Los profetas anunciaron a un Mesías que salvaría al pueblo, los liberaría de la dominación extranjera y serviría de intercesor entre ellos y Dios. Estaría adornando de virtudes para gobernar, como justicia, equidad, humildad, y mansedumbre, interesándose por los pobres, los huérfanos, las viudas y los necesitados. Todo eso corresponde perfectamente a Jesucristo.

Sabemos de Jesús por los escritos del Nuevo Testamento: Los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas, y Juan; por las epístolas de Pablo, Pedro, Santiago, Juan y Judas Tadeo. Además, por historiadores del siglo II, como Flavio Josefo (Antigüedades Judaicas) Plinio el Joven (Cartas), Tácito (Anales), Suetonio (Vida), y Adriano (Apología I, citado por San Justino). Ambos tipos de fuentes nos dan múltiples datos acerca de Jesús.

 Jesús vivió su infancia en Nazaret y fue un artesano (griego tékton) que trabajaba como un carpintero y hacía arados y yugos para la labranza, así como otros trabajos requeridos en aquel tiempo que ahora ya no hacen los carpinteros modernos. Su oficio le permitiría cierta autonomía económica.

En el pueblo judío se valoraba mucho casarse y tener hijos. Sin embargo, Jesús nunca se casó ni tuvo hijos, al igual que su primo Juan Bautista. Debió asistir a la escuela anexa a la sinagoga de Nazaret, pero no fue discípulo de ningún renombrado maestro. Por eso el Evangelio de San Juan nos trae un episodio de la vida de Jesús:
Los judíos, admirados, decían: «¿Cómo conoce las Escrituras sin haber estudiado?». Jesús les respondió: «Mi enseñanza no es mía sino de aquel que me envió.  (Jn 7, 15-16).

La misión salvadora de Jesús

Lo principal en la vida de Jesús consisitió en cumplir la misión salvadora que su Padre le encargó para eso vino al mundo y para eso vivió predicando, murió en la cruz y resucitó glorioso. La mayor parte del tiempo llevó una vida oculta; cuando tenia cerca de treinta años comenzó su vida pública. Pronto hizo discípulos, escogió a sus apóstoles y fue seguido por las multitudes. La gente sintió la salvación en la presencia, las palabras y los hechos de aquel hombre dinámico y abierto, que hablaba de cosas nunca oídas y que causaban la admiración de todos:
Su manera de enseñar impresionaba mucho a la gente, porque hablaba como quien tiene autoridad, y no como los maestros de la Ley.  (Mc. 1, 22)
 Al irse Jesús de allí, volvió a su tierra, y sus discípulos se fueron con él. Cuando llegó el sábado, se puso a enseñar en la sinagoga y mucha gente lo escuchaba con estupor. Se preguntaban: «¿De dónde le viene todo esto? ¿Y qué pensar de la sabiduría que ha recibido, con esos milagros que salen de sus manos? Pero no es más que el carpintero, el hijo de María; es un hermano de Santiago, de Joset, de Judas y Simón. ¿Y sus hermanas no están aquí entre nosotros?». (Mc. 6, 1-3)
 y, en el colmo de la admiración, decían: «Todo lo ha hecho bien: hace oír a los sordos y hablar a los mudos».  (Mc. 7, 37)
 Comienzo de la Vida Pública de Cristo

Jesús predicó el Reino de Dios, que básicamente consiste en restablecer las relaciones entre Dios y los hombres, renovando también las relaciones entre los hombres. Se trata de un Reino de justicia y de amor. Estas son sus características:
  • La entrada al Reino consiste en la aceptación de la persona de Jesús y sus enseñanzas.
  • El Reino llega gratuitamente y no es algo que el hombre pueda merecer.
  • La conversión es la condición y a la vez fruto de la entrada del Reino.
  • El Reino de Dios llega para todos, preferentemente para los pobres y humildes.
Jesús nos ofrece una nueva imagen de Dios, no como juez que dictamina con justicia absoluta, sino que nos describe a un Padre que entrega a cada hombre su amor incondicionado. El centro del Mensaje de Jesús es que Dios es nuestro Padre y es muy bueno.


Jesús utilizó parábolas como el modo ordinario para enseñar, reflejando el ambiente de su tierra y las cosas ordinarias de la vida. Así la gente podía interpretarlas y entender su Mensaje si tenía buena voluntad. Una de las parábolas más dramáticas es la llamada El hijo prodigo (Lc 15, 11-32), que muestra la infinita bondad de Dios.


En la vida del hombre, las comidas resultan importantes para las relaciones entre los hombres. Las comidas de Jesús fueron significativas, pues comía con gente de toda categoría, con pobres, publicanos y prostitutas, incluso con algunos considerados en ese tiempo como pecadores. Habló del banquete del Reino celestial y fue una cena donde se despidió de sus discípulos e instauró la Eucaristía.



16 de jul. de 2010

Tema 8. Los evangelios sinópticos y sus temas centrales.

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 8. Los evangelios sinópticos y sus temas centrales.

Los evangelios sinópticos y sus temas centrales.

Los sinópticos y Juan.

Los tres primeros evangelios se llaman "sinópticos" (con la misma óptica) por tener la misma perspectiva histórica:

  • El evangelio de Marcos, el primero en ser escrito, es el más breve, comienza con el bautizo de Jesús por Juan y muestra a Jesús como siervo de Dios.
  • Lucas se especializa en narraciones de misericordia y perdón. Trae el evangelio de la infancia de Jesús, que posiblemente conoció por el testimonio de María.
  • Mateo es un Evangelio mas desarrollado, con esquemas que facilitan la la catequesis y memorización. Trae también la narración de la concepción de Jesús y su infancia. Recalca que en Jesús se cumplen las profecías y con Él llega el Reino delos Cielos.
Juan, en cambio, desarrolla una visión teologal de Jesús, penetrando en su identidad de Hijo de Dios en pleno sentido. No trae las parábolas ni narra la institución de la Eucaristía. En cambio, trae el lavatorio de pies y el largo discurso de la cena, que omiten los otros evangelistas. En lugar de referirse al Reino de Dios como los sinópticos, Juan llama vida eterna a esa realidad divina presente en el mundo.


Títulos que los sinópticos le dan a Jesús

  • El que ha de venir
  • Emmanuel (Dios con nosotros)
  • Hijo de David
  • Hijo de Dios
  • Hijo del Dios altísimo
  • Hijo del Dios bendito
  • Hijo del hombre
  • Mesías
  • Hijo del Dios viviente
  • Pastor
  • Santo
  • Señor
El Reino de Dios o de los Cielos.

Los sinópticos insisten en la llegada del Reino de Dios, que Mateo llama de los Cielos, para seguir la costumbre judía de evitar,  lo más posible, nombrar a Dios. Ese Reino fue anunciado por los profetas y por Juan Bautista:

Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; le ponen en el hombro el distintivo del rey y proclaman su nombre: «Consejero admirable, Dios fuerte, Padre que no muere, príncipe de la Paz.»  El imperio crece con él y la prosperidad no tiene límites, para el trono de David y para su reino: El lo establece y lo afianza por el derecho y la justicia, desde ahora y para siempre. Sí, así será, por el amor celoso de Yavé Sabaot. (Is 9, 6-7)
 Por aquel tiempo se presentó Juan Bautista y empezó a predicar en el desierto de Judea; éste era su mensaje: «Renuncien a su mal camino, porque el Reino de los Cielos está cerca.»  (Mt 3, 1-2)
 Jesús comparó el Reino de Dios a....

  • Un tesoro escondido en un campo que un hombre encuentra, vende todo y compra aquel campo.
  • Un mercader de perlas finas que encuentra una que vale más que todas, vende todo y la compra.
  • Un pequeño grano de mostaza que un hombre sembró y se convirtió en un gran arbusto.
  • La levadura que una mujer puso en tres medidas de harina y fermentó toda la masa.
  • Una red que se hecha en el mar y recoge peces de todas clases.
Jesús indicó las exigencias para entrar en el Reino de Dios.

  • Conviértanse porque el Reino de Dios está cerca.
  • Pongan toda su atención en el Reino de los Cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, y todo lo demás lo recibirán por añadidura. 
  • Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
  • Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
  • Si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entrarán en Reino de Dios.
  • No todo el que me diga: ¡Señor, Señor! entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.
  • El reino de Dios sufre violencia y sólo los violentos lo arrebatan.
  • Si no cambian y se hacen como niños, no entrarán en el Reino de Dios.
  • Si alguien escandaliza a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor seria que lo echaran al mar con una gran piedra de molino atada al cuello.
  • Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de Dios.
Los milagros realizados por Jesús.


Durante su vida pública, Jesús obró muchos milagros, es decir, actos maravillosos que daban a conocer su identidad y su poder. Así provocaban la fe de sus discípulos y manifestaba la llegada del Reino de Dios. Sus milagros eran signos claros de la presencia salvífica de Dios en Él. Realizó milagros en la naturaleza, exorcismo, curaciones y hasta tres resurrecciones: 


En la naturaleza

  • Bodas de Caná
  • Pesca milagrosa
  • Tempestad calmada
  • Multiplicación de panes
  • Caminó sobre las aguas
  • Higuera que se saco
Exorcismo
  • Endemoniado de Cafarnaum
  • Endemoniado de Gerasa
  • Curación de la hija de la Cannanea
  • El endemoniado mudo
  • Curación del niño epiléptico
  • Endemoniado ciego y mudo
  • Curación de las mujeres encorvadas
Curaciones
  • La suegra de Pedro
  • Un leproso y un paralitico
  • El hombre de la mano seca
  • La hemorroísa
  • El siervo del centurión
  • Un sordomudo
  • El ciego de Betsaida
  • El paralítico de la piscina
  • El ciego de nacimiento
  • Los dos ciegos de Jericó
  • El hidrópico
  • Los diez leprosos
  • Malco desorejado por Pedro
Resurrección
  • La hija de Jairo
  • El joven Naim
  • Lázaro, hermano de Marta y Maria.

14 de jul. de 2010

Tema 7. ¿Qué tipo de católico eres tú?

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 7. ¿Qué tipo de católico eres tú?


¿Qué tipo de católico eres tú?

TEST! ATRÉVETE A HACERLO!

Muchas personas se consideran católicos , y eso es bueno, pero no todo el que se dice católico lo es... Dentro de la fe de los católicos , como todo en la vida, hay distintos niveles.

Te presentamos un sencillo cuestionario para que te ayude a descubrir cuál es tu nivel en la fe católica. Ten en cuenta que este cuestionario no mide la fe interior de nadie, sino mas bien es un instrumento que intenta dar luz sobre qué es ser católico y cómo lo estás viviendo tú. Te recomendamos que dialogues con tu familia, con tu grupo parroquial, con tus vecinos, ya verás qué cosas interesantes descubrirás...

¿Cómo hacer el cuestionario? Es muy sencillo. Contesta sinceramente a cada una de las preguntas. Si la respuesta es Sí, escribe el número uno y si es No escribe el número cero. Cuando termines, suma los puntos obtenidos. Seguramente, lo más cómodo es anotar en una hoja el número de la pregunta y anota tu respuesta.

Recuerda que sólo puedes contestar "Sí" = 1, ó "No" = 0. Si te cuesta contestar, reflexiona, consulta, dialoga, y busca la respuesta que creas más cercana. Si no te aclaras o no estás seguro con alguna pregunta contesta No, o sea, pon un cero.

Al final de este cuestionario tendrás el nivel que dan tus resultados y unas palabras de orientación. Una vez terminado no hace falta entregarlo en ningún sitio, lo bueno es que lo comentes con tu familia, grupo, etc. Si quieres, puedes comentarlo con tu párroco o algún sacerdote conocido de tu confianza, quien te aclarará todas tus dudas. No te dé corte llamar y quedar con él.

Gracias por tu colaboración y sinceridad.

Nd
PreguntaResp.
1.
¿Crees de verdad, en lo profundo de tu corazón, que Jesús ha resucitado?
 
2.
¿Lees y meditas la Palabra de Dios por lo menos cuatro veces por semana?
 
3.
¿Acudes a misa por lo menos el sábado o domingo?
 
4.
¿Has recibido los sacramentos del bautismo, la eucaristía y la confirmación?
 
5.
¿Participas en algún grupo parroquial?
 
6.
¿Destinas una parte de tu sueldo para ayudar a los más pobres y necesitados de la comunidad?
 
7.
¿Destinas alguna cantidad de dinero mensualmente para el sostenimiento de tu parroquia?
 
8.
¿Participas activamente en alguna organización o movimiento para ayudar a personas marginadas, etc.?
 
9.
¿Cumples con fidelidad tus deberes de ciudadano: pagar los impuestos, votar, participar en acciones ciudadanas,etc.?
 
10.
¿Crees que la Iglesia católica, a pesar de sus posibles fallos, logra tansmitir el mensaje de Jesús al mundo de hoy?
 
11.
¿Haces oración todos los días?
 
12.
¿Hablas de Dios, de tu fe, de Jesús, en tu ambiente de trabajo, en tu familia, en los lugares donde te mueves?
 
13.
¿Sabes cuál fue el mandamiento que nos dejó Jesús?
 
14.
¿Crees en la Virgen María como Madre de Dios y Madre nuestra?
 
15.
¿Te acuerdas de Dios durante el trabajo, la diversión, los momentos alegres y los momentos tristes?
 
16.
¿Estás de acuerdo con el divorcio,  el vivir parejas juntas sin estar casadas, el matrimonio civil, las drogas,etc.?
 
17.
¿Crees que Dios se preocupa de lo que pasa en el mundo?
 
18.
¿Crees que Dios es responsable del mal que hay en el mundo?
 
19.
¿Respetas a los que no piensan como tú, a los que tienen otras ideas políticas, sociales o religiosas?
 
20.
¿Crees en la brujería, en que cada persona tiene escrito " su destino " , en las visiones, en las energías cósmicas que pueden transformar la realidad del ser humano, en poder hablar con los muertos, en predecir el futuro, etc.?
 
21.
¿Crees "a tu manera"?
 
22.
¿Estarías dispuesto a servir a los demás sin esperar recompensa?
 
23.
¿Crees en la resurrección?
 
24.
¿Te duele cuando oyes hablar mal e injustamente de la fe y de la Iglesia?
 
25.
¿Intentas formar mejor tu fe, estudiar, preguntar, superarte en la vida...?
 
26.
(No es un error): ¿Crees de verdad en tu corazón, que Jesús ha resucitado?




SUMA TOTAL PUNTOS : ___________
Resultados:



De 25 a 23 puntos: Felicidades hermano. El camino que sigues ya te está dando los frutos que Jesús nos prometió. Ánimo, ya sabes que el camino es largo y la vida breve...



De 23 a 18 puntos: Bien. Estás en en el camino. Tienes que seguir creciendo y profundizando para aclarar lo que no tengas claro. Participa en alguna actividad comunitaria que te ayudará a irte aclarando.

De 18 a 12 puntos: Regular. Probablemente estés bautizado, pero has tenido una evangelización muy defectuosa e incompleta. O no te han enseñado bien a ser cristiano o, si lo hicieron, no te lo has tomado nada en serio. Profundiza en tu fe. Te recomendamos vayas a tu parroquia y aclares tus dudas con algún sacerdote.


De 12 a 7 puntos: Insuficiente. Es probable que estés bautizado pero no ha habido ningún tipo de evengelización: nadie te ha enseñado qué es ser cristiano y vivir como tal. Busca nuevos caminos en tu vida que te traigan a la felicidad de Dios.


Menos de 7 puntos: Es probable que estés bautizado, pero nadie se ha preocupado de enseñarte el camino de la fe. Te invitamos a conocer a Dios. Ya verás como es una experiencia maravillosa que traerá la felicidad y la bendición a tu vida. Llama a tu parroquia y queda para hablar con el párroco. Seguramente se alegrará de tu llamada y de conocerte. Ánimo.


Tema 6. ¿Que es un católico?

Un nuevo recurso solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 6. ¿Que es un católico?

¿Qué es un católico?


Hay personas que se declaran católicos, pero probablemente no se hayan planteado seriamente qué significa ser católico.

Hay algunos que dicen que soy católico no practicante...
¿Puede ser esto así? ¿De verdad puede ser una persona algo que no practica...?

¿Cuándo podemos decir que alguien es católico?

Tenemos que tener en cuenta que hay una diferencia clara entre bautizado y católico. Un bautizado puede, incluso, rechazar hasta la propia fe católica, mientras que un católico además de su bautismo, aceptará otra serie de elementos que le ayudarán a crecer en la fe.

Veamos algunos textos de la Biblia que nos pueden ayudar a entender qué significa ser cristiano-católico:

“Los que se han bautizado en Cristo se han revestido de Cristo: ya no hay ni judío, ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos ustedes son uno en Cristo Jesús.” (Gál 3,27-28).

“la prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre! De modo que ya no eres un esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero por voluntad de Dios.” (Gál 4, 6-7)

“En otro tiempo, cuando no conocían a Dios, servían a los que en realidad no son dioses. Más, ahora que han conocido a Dios, o mejor, que Él les ha conocido, ¿cómo vuelven a los elementos sin fuerza ni valor, a los cuales quieren volver a servir de nuevo?” (Gál 4,8-10)

“Les digo esto: procedan según el Espíritu, y no den satisfacción a las apetencias de la carne. Pues la carne tiene apetencias contrarias al espíritu, y el espíritu contrarias a la carne, como que son entre sí tan opuestos,que no hacen lo que quieren. Pero si son guiados por el Espíritu, no están bajo la ley. Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, brujerías y hechicerías, odios, discordia, celos, ira, ambición, divisiones, disensiones, rivalidades, borracheras, comilonas y cosas semejantes, sobre las cuales les prevengo, como ya les previne, que quienes hacen tales cosas no herederán el Reino de Dios. En cambio, el fruto del Espíritu es: amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley. Pues los que son de Cristo Jesús, han crucificado la carne con sus pasiones y sus apetencias. Si vivimos por el Espíritu, sigamos también al Espíritu.” (Ga 5, 16-25 )

Preguntas para la reflexión
  • ¿Qué significa lo de revestirse de Cristo? ¿Qué nos quiere decir?
  • ¿Quién es el Espíritu Santo que Dios nos envía a nuestros corazones?
  • ¿Cómo se nota que una persona tiene el Espíritu Santo?
  • ¿Cómo tiene que vivir una persona que tiene el Espíritu Santo?
  • ¿Puede una persona rechazar el Espíritu Santo?
  • ¿Cómo sabe una persona que de verdad conoce a Dios y que Dios no es en esa persona una tradición una costumbre o escape psicológico, etc… ?
LINK DE APOYO! http://www.mercaba.org/FICHAS/CATECUMENADO/cartel_temas_de_catequesis.htm

29 de may. de 2010

Tema 5. Los dones del Espíritu Santo

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 5. Los dones del Espíritu Santo

Los dones del Espíritu Santo














El Catecismo nos habla escuetamente, simplemente los enumera y dice:




1º DON DE SABIDURíA: No es para que sepamos muchísimo de muchas cosas; sino para perfeccionar en nosotros ni más ni menos que el amor, la caridad. Las almas privilegiadas que de manera habitual han recibido ese don han amado a Dios como no tenemos ni idea; han aparecido ante el mundo como unos loquitos que eran capaces de hacer por Dios y por la gente gestos heroicos. Díganme si un misionero no necesita de este don del Espíritu Santo, cuando las exigencias de la Misión casi siempre, de manera habitual, han de ser heroicas. 






2º DON DE ENTENDIMIENTO: Potencia y cómo que dispara la virtud de la fe. Con él se entienden de manera admirable lo más profundos misterios; se comprende por ejemplo la santidad de la Virgen María; la grandeza de la Santa Misa, y su valor infinito... por medio de ese admirable don se ilumina nuestro entendimiento y nos confiere una fuerza y una eficacia santificadora, tal como la necesita el evangelizador, el que se entrega a la causa estupenda de dar a conocer al mundo a Cristo el Señor, su Vida y su Evangelio; al que deja su vida en los campos de las Misiones. 





3º DON DE CIENCIA: Se trata de la ciencia verdadera, de la que viene y va a Dios en directo. Por supuesto que también perfecciona la fe que debemos transmitir a los demás, como el mejor servicio que se le puede prestar a los hombres, de acuerdo con Juan Pablo II. Esta ciencia nos enseña “a juzgar rectamente de las cosas creadas”. El “hermano sol y la hermana luna” se las inventó el corazón de San Francisco de Asís con esta ciencia, que merece la vida entera por conocerla y gustarla. El misionero vive en pleno contacto con la naturaleza y sus maravillas; y todo le ayuda para entender mejor el amor de Dios y explicárselo con fuego a quienes nunca supieron que tenían en los cielos un Padre bondadoso que es puro Amor. 




4º DON DE CONSEJO: Gracias, en buena parte, a este regalo del Espíritu los misioneros fueron a parar a territorios que ni sabían dónde quedaban en la geografía de los continentes o países. Allí fueron a dar con sus huesos y con su enorme carga de fe y de amor, guiados, quizá sin saberlo, por el consejo sutil y cierto del Espíritu Santo. Ayuda mucho, pero mucho, a esa virtud tan rara y muy pocas veces tomada en cuenta que es la prudencia, virtud casi desconocida y raras veces empleada en nuestro vivir y en nuestro actuar. Nuestras grandes determinaciones en la vida están o deben estar signadas por el don de Consejo, si es que no queremos fracasar con nuestras propias loqueras o nuestros criterios personales. 






5º DON DE PIEDAD: No es expresamente para formar monaguillos piadosos –que tampoco debe ser cosa fácil- sino que con este don, el Espíritu nos hace descubrir a Dios como Padre y quererle con todas nuestras fuerzas; de paso nos estimula a querer a nuestros hermanos, como Teresa de Calcuta quería a los leprosos. Es la vida ordinaria del misionero. Gentes que no conocen de nada ni la entienden en su cultura, ni saben de su idioma, y se fajan, sin embargo, a conocer, amar y ayudar en cuerpo y alma, a pequeños Cristos que se le han cruzado en el camino de su vocación misionera. El don de piedad actúa como un auténtico milagro en el corazón del misionero. (Cuando se habla del misionero, se entiende por igual de la misionera, de la persona consagrada o del laico comprometido. Los dones no tienen género. Son del Espíritu Santo y basta). 



6º DON DE FORTALEZA: Se trata de una fuerza del Espíritu Santo que resiste y acomete según la necesidad del momento. Es bueno recordar que la fortaleza es una de las virtudes cardinales ¿Se acuerda usted por dónde anda eso en el catecismo que estudió? Pues aunque no se acuerde nadie, ni lo tome demasiado en serio, el Espíritu Santo, sí; él concede una fuerza y un valor increíble a quienes asiste en los trances más difíciles de la vida. Necesitamos todos urgentemente y casi en cada momento, de esta fuerza única que resiste el mal; el que sacude al mundo y a sus gentes como un huracán y tiende a destruirlo y borrarlo del mapa de la vida. 
Resistir el mal y hacer siempre el bien, sin cansarnos como nos enseña San Pablo. Las causas de Dios son empinadas, costosas; exigen muchas veces la vida misma. Por algo la Iglesia creció con la sangre de sus mártires. Pura fortaleza de Dios; don bellísimo y absolutamente necesario en nuestros tiempos. 





7º DON DE TEMOR A DIOS: También el temor es necesario; pero es un temor pleno de amor; es un susto justificado de perder la amistad de nuestro Padre Dios y de nuestro Hermano Jesús. Un enamorado tiembla sólo con pensar en que puede perder a su amor; a la persona que es razón de su vida. Se trata de un temor filial, el temor de Dios. Por supuesto que, si al perder al Dios se pierde el cielo donde él habita con sus santos, se puede uno imaginar lo terrible que tiene que ocurrir en el corazón de un misionero, si después de una entrega heroica y sin límites se queda del lado de afuera. San Pablo lo sintió y debió temblar como la hoja en el árbol. Temía que predicando a los demás, él mismo pudiera ser borrado del libro de la vida. El don de temor es sano, muy digno de que lo tomemos en cuenta y de pedírselo al Espíritu Santo junto con los demás dones y regalos que él nos hace. 
Es bueno que hablemos del Espíritu Santo; descubramos su presencia en nuestros corazones y agradezcamos el milagro amoroso de revivir dentro de nosotros, con esa suavidad y fortaleza, solo perceptible cuando nos entregamos a El como Abogado nuestro ante el Padre, que no cesa de interceder por nosotros “con gemidos inefables”.









Para profundizar en la catequesis sobre El Espíritu Santo te recomendamos buscar las siguientes citas bíblicas , leer despacio y poner  mucha atención a  los detalles.


( 1Cor 12,4) 
(Hc 2,1-11)  
( 1Co 12,3b-7.12-13)
Juan 20, 19-23

Link que te puede ayudar 














¡VEN ESPÍRITU SANTO Y LLENA NUESTROS CORAZONES CON EL FUEGO DE TU AMOR!