29 may. 2010

Tema 5. Los dones del Espíritu Santo

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops

Tema 5. Los dones del Espíritu Santo

Los dones del Espíritu Santo














El Catecismo nos habla escuetamente, simplemente los enumera y dice:




1º DON DE SABIDURíA: No es para que sepamos muchísimo de muchas cosas; sino para perfeccionar en nosotros ni más ni menos que el amor, la caridad. Las almas privilegiadas que de manera habitual han recibido ese don han amado a Dios como no tenemos ni idea; han aparecido ante el mundo como unos loquitos que eran capaces de hacer por Dios y por la gente gestos heroicos. Díganme si un misionero no necesita de este don del Espíritu Santo, cuando las exigencias de la Misión casi siempre, de manera habitual, han de ser heroicas. 






2º DON DE ENTENDIMIENTO: Potencia y cómo que dispara la virtud de la fe. Con él se entienden de manera admirable lo más profundos misterios; se comprende por ejemplo la santidad de la Virgen María; la grandeza de la Santa Misa, y su valor infinito... por medio de ese admirable don se ilumina nuestro entendimiento y nos confiere una fuerza y una eficacia santificadora, tal como la necesita el evangelizador, el que se entrega a la causa estupenda de dar a conocer al mundo a Cristo el Señor, su Vida y su Evangelio; al que deja su vida en los campos de las Misiones. 





3º DON DE CIENCIA: Se trata de la ciencia verdadera, de la que viene y va a Dios en directo. Por supuesto que también perfecciona la fe que debemos transmitir a los demás, como el mejor servicio que se le puede prestar a los hombres, de acuerdo con Juan Pablo II. Esta ciencia nos enseña “a juzgar rectamente de las cosas creadas”. El “hermano sol y la hermana luna” se las inventó el corazón de San Francisco de Asís con esta ciencia, que merece la vida entera por conocerla y gustarla. El misionero vive en pleno contacto con la naturaleza y sus maravillas; y todo le ayuda para entender mejor el amor de Dios y explicárselo con fuego a quienes nunca supieron que tenían en los cielos un Padre bondadoso que es puro Amor. 




4º DON DE CONSEJO: Gracias, en buena parte, a este regalo del Espíritu los misioneros fueron a parar a territorios que ni sabían dónde quedaban en la geografía de los continentes o países. Allí fueron a dar con sus huesos y con su enorme carga de fe y de amor, guiados, quizá sin saberlo, por el consejo sutil y cierto del Espíritu Santo. Ayuda mucho, pero mucho, a esa virtud tan rara y muy pocas veces tomada en cuenta que es la prudencia, virtud casi desconocida y raras veces empleada en nuestro vivir y en nuestro actuar. Nuestras grandes determinaciones en la vida están o deben estar signadas por el don de Consejo, si es que no queremos fracasar con nuestras propias loqueras o nuestros criterios personales. 






5º DON DE PIEDAD: No es expresamente para formar monaguillos piadosos –que tampoco debe ser cosa fácil- sino que con este don, el Espíritu nos hace descubrir a Dios como Padre y quererle con todas nuestras fuerzas; de paso nos estimula a querer a nuestros hermanos, como Teresa de Calcuta quería a los leprosos. Es la vida ordinaria del misionero. Gentes que no conocen de nada ni la entienden en su cultura, ni saben de su idioma, y se fajan, sin embargo, a conocer, amar y ayudar en cuerpo y alma, a pequeños Cristos que se le han cruzado en el camino de su vocación misionera. El don de piedad actúa como un auténtico milagro en el corazón del misionero. (Cuando se habla del misionero, se entiende por igual de la misionera, de la persona consagrada o del laico comprometido. Los dones no tienen género. Son del Espíritu Santo y basta). 



6º DON DE FORTALEZA: Se trata de una fuerza del Espíritu Santo que resiste y acomete según la necesidad del momento. Es bueno recordar que la fortaleza es una de las virtudes cardinales ¿Se acuerda usted por dónde anda eso en el catecismo que estudió? Pues aunque no se acuerde nadie, ni lo tome demasiado en serio, el Espíritu Santo, sí; él concede una fuerza y un valor increíble a quienes asiste en los trances más difíciles de la vida. Necesitamos todos urgentemente y casi en cada momento, de esta fuerza única que resiste el mal; el que sacude al mundo y a sus gentes como un huracán y tiende a destruirlo y borrarlo del mapa de la vida. 
Resistir el mal y hacer siempre el bien, sin cansarnos como nos enseña San Pablo. Las causas de Dios son empinadas, costosas; exigen muchas veces la vida misma. Por algo la Iglesia creció con la sangre de sus mártires. Pura fortaleza de Dios; don bellísimo y absolutamente necesario en nuestros tiempos. 





7º DON DE TEMOR A DIOS: También el temor es necesario; pero es un temor pleno de amor; es un susto justificado de perder la amistad de nuestro Padre Dios y de nuestro Hermano Jesús. Un enamorado tiembla sólo con pensar en que puede perder a su amor; a la persona que es razón de su vida. Se trata de un temor filial, el temor de Dios. Por supuesto que, si al perder al Dios se pierde el cielo donde él habita con sus santos, se puede uno imaginar lo terrible que tiene que ocurrir en el corazón de un misionero, si después de una entrega heroica y sin límites se queda del lado de afuera. San Pablo lo sintió y debió temblar como la hoja en el árbol. Temía que predicando a los demás, él mismo pudiera ser borrado del libro de la vida. El don de temor es sano, muy digno de que lo tomemos en cuenta y de pedírselo al Espíritu Santo junto con los demás dones y regalos que él nos hace. 
Es bueno que hablemos del Espíritu Santo; descubramos su presencia en nuestros corazones y agradezcamos el milagro amoroso de revivir dentro de nosotros, con esa suavidad y fortaleza, solo perceptible cuando nos entregamos a El como Abogado nuestro ante el Padre, que no cesa de interceder por nosotros “con gemidos inefables”.









Para profundizar en la catequesis sobre El Espíritu Santo te recomendamos buscar las siguientes citas bíblicas , leer despacio y poner  mucha atención a  los detalles.


( 1Cor 12,4) 
(Hc 2,1-11)  
( 1Co 12,3b-7.12-13)
Juan 20, 19-23

Link que te puede ayudar 














¡VEN ESPÍRITU SANTO Y LLENA NUESTROS CORAZONES CON EL FUEGO DE TU AMOR!














Tema 4. Pentecostes

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops



Tema 4. Pentecostes

PENTECOSTÉS
(el nacimiento de la Iglesia)

Introducción:

Tras la muerte de Jesús, los discípulos están desconcertados. Jesús resucitado se les aparece en varias ocasiones, pero ellos siguen perdidos, sin rumbo, sin saber qué hacer. Pero un día, algo sucede que les da fuerzas y valentía. En ese preciso instante descubren verdaderamente quién es Jesús y la tarea que deben realizar juntos. 
Aquí vamos a descubrir qué es lo que les hace cambiar y les da las fuerzas suficientes para iniciar su misión. De esta experiencia y de este acontecimiento nació la Iglesia.

Historia

La palabra Pentecostés viene del griego y significa el día quincuagésimo. A los 50 días de la Pascua, los judíos celebraban la fiesta de las siete semanas (Ex 34,22), esta fiesta en un principio fue agrícola, pero se convirtió después en recuerdo de la Alianza del Sinaí. 

Significado

Los cincuenta días pascuales y las fiestas de la Ascensión y Pentecostés, forman una unidad. No son fiestas aisladas de acontecimientos ocurridos en el tiempo, son parte de un solo y único misterio.
Pentecostés es fiesta pascual y fiesta del Espíritu Santo. La Iglesia sabe que nace en la Resurrección de Cristo, pero se confirma con la venida del Espíritu Santo. Es hasta entonces, que los Apóstoles acaban de comprender para qué fueron convocados por Jesús; para qué fueron preparados durante esos tres años de convivencia íntima con Él. 
La Fiesta de Pentecostés es como el "aniversario" de la Iglesia. El Espíritu Santo desciende sobre aquella comunidad naciente y temerosa, infundiendo sobre ella sus siete dones, dándoles el valor necesario para anunciar la Buena Nueva de Jesús; para preservarlos en la verdad, como Jesús lo había prometido (Jn 14.15); para disponerlos a ser sus testigos; para ir, bautizar y enseñar a todas las naciones.

Los símbolos del Espíritu Santo 

Al Espíritu Santo se le representa de diferentes formas:

El Agua: El simbolismo del agua es significativo de la acción del Espíritu Santo en el Bautismo, ya que el agua se convierte en el signo sacramental del nuevo nacimiento.
La Unción: Simboliza la fuerza. La unción con el óleo es sinónima del Espíritu Santo. En el sacramento de la Confirmación se unge al confirmado para prepararlo a ser testigo de Cristo.
El Fuego: Simboliza la energía transformadora de los actos del Espíritu.
La Nube y la Luz: Símbolos inseparables en las manifestaciones del Espíritu Santo. Así desciende sobre la Virgen María para "cubrirla con su sombra". En el Monte Tabor, en la Transfiguración, el día de la Ascensión; aparece una sombra y una nube.
El Sello: Es un símbolo cercano al de la unción. Indica el carácter indeleble de la unción del Espíritu en los sacramentos y hablan de la consagración del cristiano.
La Mano: Mediante la imposición de manos los Apóstoles y ahora los Obispos, trasmiten el "don del Espíritu".
La Paloma: En el Bautismo de Jesús, el Espíritu Santo aparece en forma de paloma y se posa sobre Él.

Preguntas para reafirmar conocimientos

Toda la actividad se desarrollará por parejas, por eso es necesario la colaboración entre los dos. Es necesario que os repartáis el trabajo eficazmente para resolver toda la tarea en los plazos fijados por el profesor.

¿Qué significa Pentecostés? 
¿Qué ocurrió aquel día? 
¿Quiénes recibieron el Espíritu Santo? 
¿Significa lo mismo Pentecostés para los judíos y los cristianos? 
¿Cuándo se celebra la fiesta de Pentecostés? 
¿Quién es el Espíritu Santo? 
¿Con qué símbolos se manifiesta? 
¿Qué libro de la Biblia cuenta esta experiencia de los discípulos de Jesús? 
¿Podemos los cristianos de hoy recibir el Espíritu Santo? 
¿Qué sacramento hace posible esto? 


Link que te puede ayudar 

http://drelitorreon.iespana.es/Cazatesoro/Pentecostes/Pentecostes.htm

(Próximo tema... los dones del espíritu santo...)

26 may. 2010

Tema 3. Estructura de la Misa

Un nuevo recursos solo para catequistas! :D envíen sus archivos y aportes a emmanelalex_@hotmail.com en el twitter como Rooftoops


Tema 3 Estructura de la misa

Estructura de la misa



Nota: para dar el tema se recomienda pedir a los niños una semana antes que lleven un misal para poder seguir la estructura de la misa.


Momento de la Misa
Significado
Postura
SALUDO INICIAL
Es el saludo que el sacerdote nos dirige al comenzar la Misa, y nosotros le respondemos el saludo diciendo; “ y con tu espíritu”
De Pie
ACTO PENINTENCIAL
El sacerdote nos invita a arrepentirnos y rezamos el “Yo pecador”
De Pie
PIEDAD O KIRE
Reconocemos la inmensa bondad de Jesús que siempre está dispuesta a perdonar y le pedimos “Piedad” o “Perdón”
De Pie
PRIMERA LECTURA
Esta lectura es tomada del Antiguo Testamento
Sentado
SALMO
Son “canticos” para alabar a Dios y se encuentra en el Antiguo Testamento.
Sentado
SEGUNDA LECTURA
Esta lectura está tomada de las cartas que escribieron los apóstoles de Jesús, y se encuentran en el Nuevo Testamento
Sentado
ACLAMACION DEL EVANGELIO
Es un cantico para anunciar la lectura del Evangelio y sintetiza el mensaje central del evangelio del día.
De Pie
EVANGELIO
Es la lectura más importante de la Liturgia de la Palabra, pues nos habla de la vida y enseñanzas de Jesús.
De Pie
HOMILIA
El sacerdote nos explica las lecturas y comparte su reflexión respecto a estás para que nosotros podamos entender mejor el mensaje de Dios y vivir de acuerdo a él.
Sentado
ORACION DE LOS FIELES
En ella le expresan a Dios nuestras necesidades y las de nuestros hermanos. Le pedimos por el mundo y la Iglesia o le damos gracias.
De Pie
OFERTORIO
El sacerdote ofrece a Dios el Pan y el Vino para que le transformara el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Nosotros también ofrecemos a nuestro Padre Dios toda nuestra vida.
Sentado
PREFACIO
El sacerdote eleva una oración a Dios padre que nos prepara y nos introduce a la consagración. En este momento se canta el Santo como canto de alabanza al padre.
De Pie
CONSAGRACION
Es el momento más importante de la Eucaristía, Jesús se hace presente bajo las especies de Pan y Vino.
De rodillas
PADRE NUESTRO
Es la oración que nos enseño Jesús y en ella le decíamos a Dios “Padre” y nos sentimos hermanos unos con otros.
De Pie
LA PAZ
Le damos la Paz a las personas que se encuentran más cerca de nosotros como símbolo de que deseamos estar en paz con todos los que nos rodean.
De Pie
CORDERO DE DIOS
Es el momento en el que el sacerdote parte un pedacito de Hostia consagrada y la une con el Vino, mientras tanto nosotros le pedimos a Jesús que tenga piedad de nosotros y nos de su Paz.
De Pie
COMUNION
Todos los que lo desean y que no tienen ningún pecado mortal, se acerca a recibir a Jesús. Después de recibir a Jesús, permanecemos en silencio hablando con Él.
De Pie
o de Rodillas
o sentado
BENDICION FINAL
El sacerdote nos da la bendición y nos dice que podemos irnos en paz pues nuestra celebración ha terminado.
De Pie